Ud. esta aquíJosé Juanito Fadel

José Juanito Fadel


By dzacur- Publicado el22 September 2011

Lamentamos comunicarles que el dia  19-09 falleció Juanito Fadel socio fundador del Club Amigos de la Montaña . Al termino de la reunion de comision del día lunes  nos acercamos varios miembros al velorio y al dia siguiente el resto a presentar nuestros respetos.Muchos de nosotros lo conocimos cuando ya no estaba en actividad y pudimos disfrutar de charlas con El.
Pero Rodolfo Ramos Cointte y Enrique Pantaleón lo conocieron en profundidad hace años, cuando ellos tenian unos 20 años y Juanito rondaba los cuarenta, nos deleitaron contandonos anecdotas hermosas como cuando tenian tenian un programa de radio  y participaban del mismo Patricia Aguilar de Pantaleon, Enrique Pantaleon, Rodolfo RamosCointte y Juanito, ellos cuentan que no preparaban nada pero sin embargo terminaban hablando todo el programa.

Aca les dejamos unas palabras escritas por Enrique Pantaleon:

JOSE JUANITO FADEL

Acabo de recibir la noticia que esperaba hace tiempo; pero a su vez no la quería escuchar murió Fadel .
Solo dos palabras que me dicen tanto y me hacen retroceder en el tiempo; llevándome a mis inicios en el montañismo a principios de la década del 60. Época donde este deporte era menos conocido que hoy. Fui alumno de la Escuela Técnica Nª 32 (Caseros 1615) donde Juanito era pluriprofe de variadas materias.
No debo olvidar los momentos pasados en distintas montañas; situaciones risibles y no tanto.
Lo conocí de soltero; vi nacer y crecer a su familia, compartimos ilusiones, viajes, ideas y amistad por muchos años.
Por disparidad de criterios y conducción del Club Amigos de la montaña, nuestro querido club, me tuve que ir.
Nos seguimos viendo y a veces charlamos de montaña, nuestra razón de ser. No solo compartimos montañas, vienen a mi recuerdo las noches en la confitería Singarella, Urquiza y Florida, hoy una zapatillería, donde alrededor de una mesa con sendos cafés, desgranábamos poesía, filosofía o alguna típica charla de café, junto a Juan Ahuerma, un bohemio de ley, que le contestó a Sor Juana Inés de la Cruz, también en redondillas eso de hombres necios que acusáis a la mujer.... También le escribió un poema a Tomás Vizcarra un pionero de la zona del Crestón, allí en Metán, siendo nosotros los encargados de dejarlo en su cumbre.
También en Metán fue que la policía nos llevó junto a Josito Pintado, para participar de la búsqueda de Billy Fairust.
Terminamos presos por haber movido el cadáver que estaba bajo la jurisdicción de un juez.
O esa vez que no se por que se nos ocurrió ir de noche al cerro San Lorenzo.
Juanito se comprometió a llevar a los niños al circo en función nocturna, temprano no tenían tiempo, dichos niños ya son padres, primero fue el circo, después fue ir a la casa, cambiarse y partir, a la madrugada nos encontramos en la senda del San Lorenzo.
La espera no fue un martirio ya que con Buby Juarez Fadel (su sobrino) charlamos y escuchamos la vida del monte en una fría y oscura noche invernal.
Antes a la montaña se la vivía de manera diferente. Me acuerdo verlo con el saco de profe colgado de la mochila sin armazón con forma de pera, caminando por los senderos de los cerros de excursionismo, con sus negros zapatos domingueros a tranco largo y con el balanceo de los brazos, igual que cuando enseñaba educación física o nos hacía cantar canciones montañesas, como buen profe de canto.
De golpe se paraba a descansar. La disimulaba muy bien, aprovechando para darnos una clase de historia o geografía, entre resuello y resuello, de lo que nos salvábamos era de educación democrática y lengua, que no tenía en la naturaleza mucho argumento.
Sus libros Mi amiga la montaña, las tres incógnitas y el de Baritú, nos pintan de cuerpo entero su bonhomía, hombre decidor de largas y floreadas descripciones, sabedor de su sortilegio ante el auditorio, el cual lo aprovechaba con su alud de cuentos, hechos y anécdotas.
Al llegar a un lugar poblado, donde teníamos que tomar el ómnibus de regreso, se ponía el saco, luego de asearse y peinarse, de un bolsillo sacaba un trapito, con el cual limpiaba los zapatos, del otro bolsillo salía la corbata y subía al ómnibus con la mochila colgado de un solo hombro. ¿Nosotros? ¡Una desgracia!!!!! No hacía falta rimbombantes equipos, ni estar avalados por marcas ganadoras.
Si hacía falta esa naturalidad y ganas de hacer las cosas, se estudiaba el terreno de la montaña, vías de acceso, historia, clima, geografía, si fue alguien antes y recién se salía.
Como los anteriores aventureros, se tenía sed y hambre de aventura, por ello la cantidad de libros sobre el tema.
Formaron una buena cordada de tres, entre el gruñón de Luis P. Madeo que cuando se reía lo hacía con ganas.
El siempre ameno gordo Pablo García, carpintero de profesión; ante cada viaje al Crestón juntaba a la changada para advertirles que si por una de esas casualidades de la vida, llegasen a encontrar el tesoro, el 50% era suyo porque lo buscó antes.
Una vez entró en una de las tantas cuevas de las inmediación de la cumbre, formadas por enormes rocas que al apoyarse unas contra otras forman cuevas y pasadizos, no bien entro se escuchón un espeluznante alarido.
Viendo correr a García en una dirección y en sentido contrario a una despavorida taruca; un cervatillo en extinción; que lo vio a los ojos en medio de la oscuridad.
A los viajes o expediciones llevaba vino común para el camino y una botella de ¾ para la cumbre. Victor Savoy Uriburu, Dorval Ortiz, Manu Guerra, Melendez. Miguel A. Salom, Emilio Canova, El petizo Córdoba, Los Salim, El negro Bravo, el jujeño Solana y tantos otros amigos que salieron o compartieron la montaña.
Ahora tu espíritu debe andar borrando tus huellas por los senderos, roquedales y abras para irse a descansar en paz.
Según la leyenda de nuestros pobladores, a quienes conocías muy bien.
A pesar de tener sangre árabe, más te tiraba la sangre materna.
Últimamente me resistía a verte, quería tenerte en el recuerdo así, vital, activo, amante de la naturaleza.
Con tu partida el montañismo salteño pierde parte de su historia y el Club Amigos de la montaña pierde a su puntal que desde su fundación estuvo apuntalándolo en todo momento, siendo casi su eterno secretario.

Chau Juanito

Pantaleón Enrique
Vice predidente del Club De montaña Janajman
19/09/2011                               

 

Etiquetas

Links de interés

Usuarios en Línea

 

Convenios