Ud. esta aquíFallecimiento

Fallecimiento


By dzacur- Publicado el28 Junio 2011

106 060

- Con profundo dolor y tristeza lamentamos la partida de quien fuera socio, amigo y compañero; en el club, la vida y la montaña.
- Alberto "Tata" Pastrana deja un vacío difícil de llenar, su forma de ver la vida y el deporte, las discusiones y mega proyectos, la fortaleza física y espiritual.
- Para quienes lo conocimos y compartimos algún cerro nos queda esa imágen de "toro", de "tym" (terco y mula como le decíamos) pechador y solidario, desafiante y humilde a la vez.
- Querido "Tata" seguiremos yendo "hacia lo alto" con tu recuerdo e imágen que a muchos inspiró.
es un hasta siempre porque seguiremos encontrándonos y charlando en las altas cumbres!!!
nuestro abrazo solidario a toda tu familia!
...y el orgullo de tu paso por janajman!!!

Por Enrique Pantaleón:

Murió un loco lindo:

Luis Alberto Pastrana fue un ser que su paso por esta tierra dejó una honda huella.
Fue un hombre cabal que por su forma de pensar; el mundo debía girar a su manera, en su simpleza de pensamiento eso bastaba.

A veces su teoría fallaba, pero como era el loco estaba perdonado o se le permitían cosas que a otros no. No planificaba nada, era puro instinto y frenesí.

Comentaba que no leía nada para no contaminar su cerebro, lo quería tener virgen; pero eso si, discutía de todo tipo de tema.

Recuerdo un viaje al volcán Llullayllaco donde se pasó discutiendo con otro socio ( muy católico) sobre religión y de rato en rato decía " en la Biblia está" al segundo o tercer día se le preguntó en que parte decía eso, contestó que no sabía, pero estaba seguro que en algún lugar decía lo que el pensaba.

Imposible verlo de saco y corbata, pasó su vida vestido de ropa deportiva, el deporte fue su ilusión. En la década del 60 al 70 formó parte del Club Ateneo Estrada, jugando al béisbol, para luego practicar montañismo, fue una de los socios fundadores del Club de Montaña Janajman (12 de octubre de 1986), co-regenteaba el Mega Gym con Nano Exeni.

Participó en diversos rescates de personas extraviadas en la montaña.
Una vez en el cerro Pacuy, (al oeste de la ciudad de Salta) de pasada por la casa de la familia Padilla vió una máquina de coser, de esas a pedal, llevada allí a lomo de burro. Al regreso a Salta compro diversas telas baratitas y regresó a  Padilla para instalarse cosiendoles distintas prendas de vestir para la numerosa familia, siendoese el motivo de los pantalones morados y otras prendas de colores no convencionales.

La confección no le era desconocida porque tuvo un local donde cosía, zurcía, cosía botones, arreglaba bota mangas o daba vuelta los cuellos de las camisas y se llamó la solución.

También fue al Chaco salteño a coserles ropa a los aborígenes. Fabricó gorras y remeras. Se especializó en serigrafía.

Lo recordaremos con sus locuras, un día uno tenía ganas de abrazarlo y besarlo y al otro, tenía ganas de molerlo a palos. No había que dejarlo hablar, convencía a todos
con sus utópicas teorías, en algunos lugares lo llamaban negro , en otros tata y también loco como para diferenciarlo de los demás.

Su familia tiene un lindo motivo para el recuerdo y los clubes por donde transitó; fácilmente no lo olvidarán.

Al llegar a una bifurcación en el Nevado de Quehuar los integrantes de una expedición; opinaban de ir por un lado, menos uno para concluir con la discusión, dictaminó lo
lógico es ir por donde ustedes dicen, pero hagamos la ilógica. Fueron por la ilógica y así les fue; al cerro ni lo vieron. Lo malo es que no fue la primera ni la última.

Era reincidente.Con las travesías le fue mejor. Hizo  San Lorenzo, Lajas, Lesser, Pacuy, Ingeniero Maury. O la otra San Lorenzo, Lajas, Lesser, Morro grande, Nevado de Castillo o General Guemes (5500 msnm.). Si eso no convence de la fuerza y tesón, va otra Nevado de Acay (5850 msnm), Nevado San Miguel de la Poma (5700 msnm). Para el que conoce de montañas de Salta, se dará cuenta que nos cosas frecuentes. Podría seguir contando anécdotas como la cordada de acero, Zapaleri- Aconcagua, el tren de Maury, el toro del Paño.
Al pie de su tumba, como testimonio una señora dijo que Alberto el loco tal vez el tata o ¿el negro? fue una tarde entera a ayudar a su familia a levantar su  piecita para que vivan.

En una palabra, vivió como quería y su muerte fue como su vida. En un complejo deportivo. (Club Los Cachorros) Hoy sus restos, descansan en un apacible campo, rodeado de
verde y pájaros de la campiña salteña. Todo esto parece una ilusión o una ficción, sacados del fondo de los sueños. Haciéndome recordar a ese canónigo madrileño del barroco
español que se llamo Pedro Calderón de la Barca

¿Que es la vida? Un frenesí
¿Que es la vida? Una ilusión.
Una sombra, una ficción
Y el mayor bien es pequeño;
Que toda la vida es sueño
Y los sueños, sueños son

CHAU LOCO

PANTALEON ENRIQUE

 

Etiquetas

Links de interés

Usuarios en Línea

 

Convenios